21:09

sábado, 20 de octubre de 2018

Alumnos de Infantil del CEIP La Fuenfresca se convierten en universitarios por un día

Un proyecto de aprendizaje-servicio permite a los niños aprender con estudiantes de Magisterio.

ARCHIVADO EN:

PUBLICADO: jueves, 17 de mayo de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

3

Compartir esta noticia

Las aulas de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel se transformaron este martes para recibir a unos alumnos muy especiales. Cerca de 70 niños y niñas de 4 años del CEIP La Fuenfresca de la capital cambiaron su cole por un día por la Universidad. Desde el grado de Magisterio de Infantil, a través de la metodología del aprendizaje-servicio, se organizaron una docena de talleres que desarrollaron los estudiantes universitarios para los pequeños, informan desde Diario de Teruel.

Para los niños de Educación Infantil fue toda una aventura recorrer las instalaciones del Campus y aprender cosas nuevas con unos profesores que ya habían conocido en sus aulas, gracias a las prácticas que los alumnos de Magisterio hacen en centros educativos, pero que ahora habían preparado unas actividades muy divertidas.

Mientras, para los futuros docentes, esta propuesta les permitió aplicar todo lo aprendido en clase a lo largo del curso de una forma real.

La coordinadora del grado de Magisterio de Infantil, Charo Ramo, explicó que hay una estrecha colaboración con la profesora de Infantil de La Fuenfresca Ana Soriano, con la que trabajan en una comisión de evaluación de calidad del grado, además de en las prácticas de los estudiantes de Magisterio, y surgió la idea de que los niños pudieran visitar la universidad.

La maestra Ana Soriano aseguró que para los pequeños salir del colegio para ir a la Universidad es muy motivador.

Formación práctica

En cuanto a la formación para los universitarios, Ramo recordó que la actividad se ha centrado en tres asignaturas que se trabajan de forma conjunta: Conocimiento del Medio Natural, Educación Física y Escuela Infantil. En total, participaron 20 alumnos de tercero y segundo de esta titulación del Campus de Teruel.

“Esta es una forma de devolver al colegio lo que ellos hacen por nosotros permitiendo que los alumnos de Magisterio hagan prácticas”, comentó la coordinadora del grado.

Se prepararon una docena de actividades para trabajar diferentes habilidades con los alumnos con un circuito de psicomotricidad para practicar movimientos y orientación; talleres en los laboratorios, por un lado, para la observación de plantas y animales y, por otro, de experimentación. También había propuestas para ejercitar la memoria visual y el uso de pizarras digitales con aplicaciones para ejercitar el lenguaje, entre otras propuestas.

Ramo destacó la importancia de esta práctica para la formación de los futuros docentes. “Los alumnos ponen en práctica lo que han trabajado todo el año, pueden hacer una autoevaluación en la que analizan los materiales que han elaborado, la temporalización del taller, si han podido desarrollar toda la actividad programada y si ha conseguido los objetivos de aprendizaje que se marcaban”, explicó.

Ana Soriano comentó que, aunque estos jóvenes ya habían estado en las aulas, esta práctica era diferente porque los alumnos de Magisterio ya se responsabilizan ellos solos de todo la actividad sin la supervisión de un maestro como ocurre cuando están en los colegios.

Además, los materiales que se trabajaron en la universidad también se ponen a disposición del colegio La Fuenfresca para que los puedan utilizar también en sus clases.

ETIQUETADO COMO: , , , , , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. Dos de cada tres colegios públicos tendrán jornada intensiva a partir de octubre
  2. El Gobierno de Aragón anuncia mejoras en la A-132
  3. La lucha contra la despoblación: Veguillas de la Sierra, un municipio con rico patrimonio, pero sin infraestructuras
  4. El Alto Turia está a un paso de convertirse en la primera reserva valenciana de la biosfera

Los comentarios están cerrados.