15:44

lunes, 10 de diciembre de 2018

El Hospital Obispo Polanco solo podrá operar urgencias este verano si no hay refuerzo de anestesistas

El Polanco tiene 7 plazas de médicos especialistas sin ocupar.

ARCHIVADO EN:

PUBLICADO: viernes, 25 de mayo de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

8

Fotografía: ABC

Compartir esta noticia

La falta de especialistas en Anestesiología en el Hospital Obispo Polanco de Teruel está obligando a reorganizar la actividad quirúrgica del centro sanitario con una importante reducción de las intervenciones con anestesia general. Esta situación podría agravarse durante el verano y fuentes médicas consultadas por este periódico advierten de que, si no se busca pronto una solución, durante el verano es muy probable que solo se puedan hacer las operaciones de urgencia. Por su parte, el Servicio Aragonés de Salud explica que la actividad de los quirófanos es una cosa que va cambiando constantemente en todos los hospitales y que ya se está trabajando para reforzar guardias de este servicio con profesionales de Zaragoza, de hecho ya hay uno de estos médicos que está haciendo atención continuada en Teruel, informan desde Diario de Teruel.

El hospital turolense tiene 13 plazas de anestesista en su plantilla pero hay dos que están vacantes, a esto se han unido ahora dos bajas por enfermedad, además, hay dos facultativos mayores de 55 años y que por ello están exentos de hacer guardias. Así las cosas, solo quedan siete especialistas para las guardias que son dos diarias, un médico para la analgesia epidural para los partos y otro para las operaciones urgentes.

Todo ello ha llevado a reducir significativamente la actividad de los cuatro quirófanos turolenses. Según la mismas fuentes, ya no hay operaciones por la tarde y la disponibilidad para intervenciones con anestesia general se ha reducido a la mitad. Para la próxima semana se ha llamado a pacientes para anular sus citas. Sí que se hacen técnicas para las que solo es necesaria anestesia local pero ya hace varias semanas que se esto es así y la mayoría de las especialidades quirúrgicas van al día para estas intervenciones.

Los sanitarios avisan de que, si no se adoptan medidas, la situación se va a agravar durante el verano ya que los anestesistas tendrán que coger sus vacaciones. Habitualmente se reduce la actividad quirúrgica durante el periodo estival pero este año podría darse la circunstancia de que solo se atendieran urgencias, con el consiguiente incremento de las listas de espera.

En total, la lista de espera quirúrgica estructural supera los mil pacientes en Teruel, de los cuales unos 60 llevan más de seis meses.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, aseguró este viernes en el pleno de las Cortes de Aragón, al ser preguntado por este asunto, que la decisión de que especialistas de Zaragoza hagan guardias en Teruel es “para garantizar la atención sanitaria”.

Ya hay un profesional que ha empezado a reforzar este servicio y, desde el Salud, se informó que próximamente podrían ser cinco más los que se desplacen.

La OPE

Celaya defendió que la solución para la falta de especialistas en el Obispo Polanco llegará con la incorporación de los médicos que aprueben las oposiciones, una Oferta de Empleo Publico (OPE) donde hay 50 plazas de esta especialidad. Pero los médicos turolenses señalaron que esto no es cuestión de unos días sino que lo más probable es que estos especialistas no se incorporen a los hospitales hasta finales de año. Asimismo, reclamaron medidas específicas para que Teruel no siga siendo un destino que no acepten los facultativos.

También hay mucho malestar porque, en un principio, se esperaba que alguno de los médicos internos residentes (MIR) que terminan su especialidad este mes de mayo se pudieran incorporar a la plantilla del hospital turolense, sin embargo, todos ellos tendrán contrato en centros sanitarios de Zaragoza.

“Mientras los pacientes de Zaragoza son cómodamente operados en su hospital de referencia con un gran número de profesionales a su alrededor, los turolenses no disponen ni de un mínimo número de quirófanos que garanticen el tratamiento de sus enfermedades más básicas”, lamentaban fuentes médicas.

Y es que algunos facultativos ven cómo se repiten constantemente problemas para cubrir puestos en el hospital turolense y señalan que la falta de medios de transporte públicos como un tren rápido que uniera Teruel y Zaragoza en aproximadamente una hora impide competir con otros hospitales próximos a la capital aragonesa y por ello defienden que se establezca un sistema que penalice a aquellos médicos que rechacen puestos en Teruel, quedando fuera de la bolsa de trabajo autonómica durante varios años.

También desde el Colegio de Médicos de Teruel se demanda a la Administración Sanitaria que plantee medidas para dar soluciones en el corto, medio y largo plazo a este déficit de especialistas para centros como Teruel o Alcañiz. “Los incentivos no acaban de estar funcionando y de todas maneras eso no implica que vaya a venir gente. Hay que buscar más maneras de poder dar a la gente una posibilidad de acceder a Teruel con condiciones aceptables porque no se puede obligar”, argumentó el vicepresidente de la organización colegial, Jesús Martínez Burgui.

Martínez Burgui lamentó que son ya muchos años con estos problemas para cubrir plazas de facultativos en unas plantillas que están, además, muy ajustadas y que no se encuentra la fórmula para resolverlo. “No vemos la luz al final del túnel, hay que pensar de otra manera y buscar una solución definitiva”, señaló.

Envejecimiento de plantillas

Uno de los problemas a los que hay que hacer frente en los hospitales aragoneses es el envejecimiento de las plantillas de las diferentes especialidades médicas. Cada vez son más los facultativos que superan los 55 años y que están exentos de hacer guardias si así lo solicitan y este trabajo recae en sus compañeros más jóvenes.

Para paliar esta situación la solución está en incrementar las plantillas, algo que está ocurriendo en Zaragoza, pero no en Teruel. Los jóvenes especialistas prefieren trabajar en los grandes hospitales, y puesto que hay plazas en estos centros, no se ocupan las vacantes en lugares más alejados y pequeños como el Obispo Polanco.

Los sanitarios denuncian que esta situación conlleva una “carga de trabajo insostenible” para los médicos jóvenes que tienen que hacer más guardias y debido a que las plantillas son pequeñas cuando llega el verano pueden ser hasta 10 al mes. Estas condiciones laborales también desincentivan la llegada de nuevos médicos. “El Salud debe dar una solución definitiva a este gravísimo problema, aumentando la plantilla y garantizando la atención médica a los turolenses”, dicen los profesionales. En el caso de los anestesistas repercute en la actividad del resto de las especialidades e incluso hay preocupación por la docencia que pueden impartir aquellos servicios que tienen médicos en formación.

ETIQUETADO COMO: , , , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. Muere un joven de 20 años tras ahogarse en la playa de la Malva-rosa
  2. Casas Altas celebra una tapa+quinto y una comida popular
  3. Antonio Aguilar, de Casas Bajas, primer alumno licenciado en la UNED de Teruel, cuenta su experiencia
  4. El PP insta al Gobierno de Aragón a implantar en Teruel una ambulancia de Soporte Vital Básico con presencia física permanente

Los comentarios están cerrados.