Publiicidad de PedroPeralta.es
×
MENÚ

El Obispo Polanco mejoró en 2018 sus instalaciones con más de 370.000 euros a la espera del nuevo hospital

Dos quirófanos ya han sido adaptados para la aplicación de la radioterapia intraoperatoria.

7 de enero de 2019|11:10
Tiempo de lectura: 4 minutos
Publicidad de PedroPeralta.es

Publicidad

Mientras continúan los trámites para poder iniciar la construcción del nuevo hospital de Teruel a principios de este año, durante 2018 se llevaron acabo diferentes reformas y adquisición de nuevo equipamiento para el actual Obispo Polanco que tiene ya 65 años y que prestará servicio durante al menos cuatro años más, ya que el plazo de ejecución del nuevo es de 46 meses. Según informó el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, la inversión ha superado los 370.000 euros y la obra de mayor calado fue la adecuación de la tercera planta de hospitalización para poner en marcha la Unidad de Crónicos Complejos, que tuvo un coste de 145.000 euros, como informan en Diario de Teruel. 

Esta actuación permite ahora un tratamiento más específico para este tipo de pacientes. También se han realizado otras mejoras encaminadas a incorporar nuevos tratamientos y a ofrecer una atención más especializada para determinadas patologías.

Así, se han acondicionado los quirófanos 3 y 4 para el uso de espacios para la aplicación de la radioterapia intraoperatoria para la que está en trámite la adquisición del equipo y que permitirá la realización de esta técnica a pacientes con cáncer de mama lo que reducirá o evitará las sesiones posteriores de Radioterapia en Zaragoza. Esta reforma en el área quirúrgica ha supuesto una inversión de casi 5.000 euros.

Además, se adaptaron dos habitaciones para la vigilancia de pacientes con ictus en la planta de especialidades, con una inversión de 2.700 euros.

Por otro lado, se realizaron varias obras de mejora del edificio. Una de las más importantes fue la renovación y el cambio de las instalaciones generales de agua potable de todo el hospital que supuso una inversión de 35.000 euros. Asimismo, el centro sanitario cuenta con un nuevo sistema para la prevención de la legionella en las instalaciones de agua caliente sanitaria, con una partida de 11.000 euros.

También se reformó la cocina central donde se cambió todo el suelo con un coste de 28.000 euros.

El Salud destinó otros 22.000 euros a la nueva instalación de climatización en el Servicio de Nefrología y de Admisión de Pacientes.

También se mejoró el acceso por la puerta principal del hospital donde se asfaltó la calzada, se adecuó el jardín y se pintó el perímetro del centro sanitario, con una inversión de 15.000 euros.

El servicio de Radiología cuenta con una nueva instalación de cableado informático que ha supuesto una inversión de  13.900 y el de Rehabilitación ha mejorado sus instalaciones eléctricas. También se ha sustituido la iluminación existente por sistema led para una mayor eficiencia energética en Rehabilitación, Lavandería, Farmacia, Almacén, Quirófanos y Especialidades, entre otros espacios del Obispo Polanco.

Además, se acondicionó el vestuario masculino para mejorar la accesibilidad para personas con movilidad reducida y en Farmacia se instaló una nueva campana para citostáticos, medicamentos para el tratamiento del cáncer.

Las mejoras del Hospital Obispo Polanco también han incluido renovación tecnológica. Entre otros nuevos equipamientos se ha dotado al Servicio de Urgencias de cuatro monitores de registro de constantes vitales con una inversión cercana a los 14.000 euros. El Servicio de Urología dispone de un electrobisturí para quirófano que costó 18.000 euros.

El servicio de Cirugía dispone de un separador quirúrgico automático para cirugía abierta, con una inversión de 12.700 euros.

La nueva resonancia magnética entra en funcionamiento el 14 de enero

La nueva resonancia magnética del Hospital Obispo Polanco de Teruel entrará en funcionamiento el próximo 14 de enero, según informó el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón. El equipo sustituye al actual e incorpora la última tecnología que permitirá reducir el tiempo de exploración y mejorará la calidad diagnóstica de las pruebas diagnósticas que se realicen a los pacientes.

El aparato ha supuesto una inversión de 1,7 millones de euros y se ha optado por el arrendamiento operativo sin opción de compra.

Para poder poner en marcha la nueva tecnología se ha realizado una obra en el Servicio de Radiología del centro sanitario turolense que ha tenido un coste de 24.000 euros. Los trabajos se desarrollaron en el mes de diciembre.

El nuevo equipo médico es un 30% más rápido que la resonancia magnética a la que va a sustituir.

La nueva tecnología que se incorpora ahora es un aparato de túnel ancho (de 70 centímetros), por lo que se disminuye la sensación de claustrofobia que pueden tener algunos de los pacientes cuando se someten a esta prueba diagnóstica.

Además del equipamiento del Hospital Obispo Polanco de Teruel también se han renovado otras dos resonancias magnéticas en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza y otra en el Hospital San Jorge de Huesca.

Publicidad de PedroPeralta.es

Publicidad

ETIQUETAS
, , ,

Compartir esta noticia