11:44

miércoles, 14 de noviembre de 2018

El plan de vigilancia del mosquito tigre continúa este año con trampas en 20 municipios

El Departamento de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y en colaboración con la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, continúa trabajando este año en la vigilancia entomológica.

ARCHIVADO EN:

PUBLICADO: martes, 26 de junio de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

4

Compartir esta noticia

El Departamento de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y en colaboración con la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, continúa trabajando este año en el plan de vigilancia entomológica del mosquito tigre que se inició en el año 2016. En esta edición, la vigilancia se centrará, de junio a octubre, en 20 municipios de la geografía aragonesa: ocho en la provincia de Huesca, cinco en la de Teruel y siete en la provincia de Zaragoza.

Cabe recordar que determinados insectos pueden actuar como vectores de enfermedades producidas por virus como los del dengue, chikungunya y zika. Uno de estos vectores es el Aedes albopictus, comúnmente conocido como mosquito tigre, cuya presencia en España está documentada desde 2004 y, en Aragón, desde 2015, cuando se detectó en Huesca capital y en Monzón.

Durante esta campaña se modifican algunos de los emplazamientos que se escogieron el pasado año y se mantienen otros. Así, en la provincia de Huesca se mantiene el plan de vigilancia en Alquézar, Binaced, Huesca y Jaca; en Teruel, en Beceite, Mora de Rubielos y Teruel capital; y en Zaragoza en Calatayud, Cuarte de Huerva, el Monasterio de Piedra y Nuez de Ebro. En estos casos, el periodo de muestreo estará comprendido entre el 1 de agosto y el 30 de octubre. Y se inicia el plan de vigilancia en Ainsa, Benasque, Sallent y Ayerbe, en Huesca; Bronchales y Mirambel, en Teruel; y en Alhama de Aragón, Ejea, Daroca y Pinseque en la provincia de Zaragoza.

Las ovitrampas son útiles para seguimientos semanales a largo plazo y también para detectar colonizaciones nuevas. Son cubiletes de plástico oscuro, de entre 200 y 1.500 mililitros, llenos de agua hasta cierto nivel, con un listón de madera o tablex semisumergido en su interior donde las hembras acuden a poner sus huevos. Una vez ubicadas, en la Facultad de Veterinaria se analizan estas tablillas para observar y analizar la posible presencia de huevos y su desarrollo.

Puntos en los que se ha detectado

Durante la campaña del pasado año, el mosquito tigre fue detectado en 18 municipios de la comunidad aragonesa: Barbastro, Binaced, Fraga, Huesca y Monzón, en la provincia de Huesca; Alcañiz, Beceite, Calaceite y Mora de Rubielos, en la de Teruel; y en Alfajarín, Calatayud, Caspe, Cuarte, La Joyosa, Nuévalos, Nuez de Ebro, Meniquenza y Pinseque, en la provincia de Zaragoza.

La Dirección General de Salud Pública ha mantenido encuentros con los ayuntamientos de los municipios que han registrado positivos en las campañas de 2016 y 2017 para informarles de las posibles medidas que pueden adoptar en el control de esta especie invasora.

Cabe recordar que el mosquito tigre se reproduce en cualquier lugar que pueda contener pequeñas cantidades de agua estancada durante unos días, preferiblemente en recipientes oscuros, por lo que todos los ciudadanos pueden contribuir a eliminar los puntos de riesgo posible, es decir, el agua estancada.

Los casos en Aragón

Desde el inicio de la epidemia de zika, en enero de 2016, Aragón ha acumulado un total de 30 afectados: 26 en 2016, 1 en 2017 y 3 en 2018. Respecto al chikungunya, en la comunidad se han notificado un total de 18 casos desde el año 2014.

Más información en:

ETIQUETADO COMO: , , , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. Ayer se concentró en Teruel la Plataforma por la Defensa de las Pensiones
  2. Hacienda prevé devolver 27 millones de euros a 47.947 contribuyentes de la provincia de Teruel en esta campaña de la Renta
  3. El Ayuntamiento de Teruel consulta en la CHJ las actuaciones en el Turia
  4. Los agricultores turolenses esperan una cosecha “normal” después de cuatro años aciagos

Los comentarios están cerrados.