×
MENÚ

El Salud estudia opciones para ampliar las Urgencias del Polanco, pero no concreta cuáles

«No sabemos cómo se puede ampliar Urgencias si no hay sitio por ningún lado», advierte el representante de los trabajadores del Obispo Polanco por el CSIF, Ricardo Lajusticia, en alusión a que la falta de espacio es un problema generalizado en todo el hospital.

Fuente: El Periódico de Aragón
14 de abril de 2018|12:20
Tiempo de lectura: 3 minutos
Publicidad de PedroPeralta.es

Publicidad

La Gerencia del Servicio Aragonés de Salud estudia varias opciones para dar más espacio al Servicio de Urgencias del hospital Obispo Polanco de Teruel, que se ha quedado pequeño tras haber duplicado sobradamente en los últimos 20 años el número de asistencias anuales –pasando de 15.000 a 33.000– y sin que las instalaciones hayan sido ampliadas en dicho plazo de tiempo, informan desde Heraldo.

Así lo han afirmado esta semana fuentes del Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés, las cuales, sin embargo, no han podido concretar en qué consisten esas posibles alternativas para solucionar el problema. «Se quiere ganar espacio», se limitaron a afirmar. Tampoco aclararon si entre las opciones se encuentra, como proponen los sindicatos, integrar en Urgencias el espacio que dejó libre el 061 al trasladarse al centro de salud ‘Ensanche’, el cual, no obstante, se utiliza ahora como sala de reuniones y habitaciones para médicos residentes que hacen guardias.

«No sabemos cómo se puede ampliar Urgencias si no hay sitio por ningún lado», advierte el representante de los trabajadores del Obispo Polanco por el CSIF, Ricardo Lajusticia, en alusión a que la falta de espacio es un problema generalizado en todo el hospital. De hecho, en los últimos meses ha habido que cerrar terrazas y coger parte de una sala de espera para habilitar almacenes de lencería y un guardarropa.

Incomodidad para el paciente

El anuncio del Salud se produce después de que distintos sindicatos sanitarios denunciaran las incomodidades y falta de intimidad que sufren los pacientes de Urgencias. La ventanilla de admisión donde el paciente da sus señas se encuentra a apenas 5 metros de la sala de espera y sin separación con ella. La cifra de boxes, siete en total, es escasa, lo que produce «atascos» en la asistencia, y tanto estos habitáculos como las camas de la sala de observación se encuentran separadas solo por cortinas de tela que no aíslan los sonidos.

El Servicio tiene un solo aseo para todos los pacientes de ambos sexos y, además, no está adaptado a personas con movilidad reducida. Asimismo, tanto la sala de espera para los pacientes que llegan como en la que aguardan los enfermos hasta conocer los resultados de las pruebas que se les han practicado son «pequeñas», destacan representantes del sindicato médico CESM.

Los sindicatos critican también que el único espacio destinado a los celadores –de dos a tres empleados– es una silla en el pasillo «en la que reciben toda la corriente de aire de la puerta de entrada cada vez que se abre». La falta de superficie es también la causa –explican– de que los pacientes psiquiátricos con medidas de contención sean pasados de la camilla en la que llegan a una cama «en mitad del pasillo». Otra de las quejas sindicales es la «antigüedad» de muchas de las camillas.

El nuevo hospital incluye 4 boxes más

Si no fuera porque tras 12 años de promesas aún no han comenzado las obras del futuro hospital de Teruel –ahora se anuncian para la primavera de 2019, coincidiendo con la precampaña electoral–, este nuevo centro sería la solución a la falta de espacio en Urgencias, pues prevé un total de 11 boxes –actualmente hay solo 7– y 12 camas de observación, cinco más de las que hay ahora. No obstante, a lo largo de su dilatada tramitación, el proyecto ha sufrido recortes, ya que en el primer plan funcional, en 2012, figuraban 20 boxes de diagnóstico y 14 camas de observación.

El proyecto definitivo contempla igualmente duplicar –de 5 a 10– la cifra de camas que hay en el área de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) e incrementar en dos el número de quirófanos. Asimismo, desoyendo lo reclamado por las asociaciones vecinales, que demandan una gran mayoría de habitaciones individuales, habrá 72 estancias dobles y solo 29 de una sola cama. Aunque no todos, porque algunas salas serán individuales, muchos pacientes de las especialidades de ginecología, pediatría o psiquiatría tendrán también que compartir habitación. La UCI pasará de 6 a 12 camas en un hospital que contará con una capilla y espacio multiconfesional en la planta baja.

Publicidad de PedroPeralta.es

Publicidad

ETIQUETAS
, , , , , , , , , ,

Compartir esta noticia