×
MENÚ

Los bajos precios del aceite de oliva mantienen llenas las almazaras del Bajo Aragón

El sector no se explica qué ocurre y teme que esta situación se prolongue.

19 de febrero de 2019|11:00
Tiempo de lectura: 5 minutos

Publicidad

El aceite de oliva en España está  un 50% más barato que en Italia. Después de los tres primeros meses de cosecha, los precios no han remontado al alza, lo que empieza a preocupar a los almazareros del Bajo Aragón, entre quienes ha comenzado a cundir el pesimismo, porque las almazaras continúan llenas de aceite de oliva de la temporada y las expectativas de que los precios tiren para arriba son cada vez menores, según indica Diario de Teruel.

La organización agraria Uaga alertó la semana pasada de los bajos precios del aceite en nuestro país, al que otra organización de pequeños agricultores, UPA, calificaba como cuna de los “oleoespeculadores”.

Aunque los almazareros prefieren explicar lo que ocurre aludiendo a la ley de la oferta y la demanda de un mercado en el que las grandes distribuidoras son las que determinan cuál es  el precio del aceite de oliva en nuestro país, que es “un producto gancho”, según comentó el almazarero bajoaragonés José Gabriel Alcober, de la empresa Fernando Alcober e Hijos.

“Los Carrefour, Alcampo, Mercadona, etc, tiran los precios a la baja y alguna vez lo han hecho al revés, porque consideran al aceite de oliva un producto gancho. Son ellos, los grandes grupos distribuidores, los que marcan si el precio e del aceite sube o baja en España, así que  los envasadores, los fabricantes y los agricultores no podemos hacer nada, porque el cuello de botella lo generan los distribuidores”.

Los almazareros del Bajo Aragón han bajado los precios de venta al público de los aceites de oliva unos 40 céntimos -aunque para los agricultores ha descendido un euro aproximadamente.

Alcober recordó que Andalucía y Toledo han tenido “la cosecha del siglo”, que ha provocado un exceso de oferta en el mercado español. Eso produce que, a pesar de los precios del aceite, que están ya por debajo del umbral de la rentabilidad, algunas almazaras vendan parte del aceite, bien porque necesitan ingresos, bien porque la superproducción les ha pillado con insuficientes infraestructuras para almacenar los millones de kilos de aceituna que se recogerán esta campaña en el centro y sur de nuestro país. El almazarero confió en que la situación pueda mejorar: “tenemos todo el año para sacar el aceite al mercado”, pero reconoció que el mantenimiento de precios tan bajos es “incomprensible”, cuando España es el único país mediterráneo con una buena cosecha. Ni Grecia, ni Italia ni ningún país del Magreb van a tenerla esta temporada. “A nivel mundial estamos produciendo lo mismo que el año pasado, con España con más del 50% del aceite, pero con un precio más barato que el año pasado”.

El gerente de la Cooperativa del Mezquín, Pedro Antonio Sancho, gerente Cooperativa Mezquín, comentó que “hay un cúmulo de circunstancias”. Según Sancho, a la sobreoferta española se añade que “la aceituna se ha recogido deprisa, las almazaras se han llenado de aceite y ahora tienen que vender; el que compra lo sabe y espera, y el que tiene prisa y necesita dinero, vende. Es así, y siempre hay alguna almazara que vende alguna cuba para poder pagar los gastos”.

Más tiempo

La espiral, en cualquier caso, “no tiene lógica”, si bien Sancho se mostró muy pesimista: “le doy más tiempo del que se piensa, y creo que esto no se arreglará en poco tiempo, sobre todo si en mayo hay una buena cosecha en  Andalucía, y van de camino, porque ha llovido mucho y el árbol ha vegetado. Si es así, los precios se mantendrán a la baja, más si el Magreb y otros países como Italia y Grecia tienen el año aceitunas como es previsible después de un año sin cosecha”.

En relación a cuánto durará todo ésto, la opinión de Alcober es que “se nivelará” y que “debería empezar a repuntar, porque estos precios están por debajo del límite de la rentabilidad, producir un kilo de aceite a estos precios es no rentable”.

Pocas opciones

Alternativas no hay muchas y una de ellas es esperar a que “los italianos acaben llegando a España a comprar, aunque sabemos que ya están comprando, pero al mejor precio que pueden y en grandes cooperativas e industrias almazareras” que manejan grandes volúmenes de aceite, manifestó Sancho. De hecho, según Alcober, todos los días salen al mercado 4.000 o 7.000 toneladas de aceite, “y solo que una cisterna venda a mal precio, ese es el precio que determinar el resto del mercado de la semana”, añadió.

Para salvar épocas de bajos precios como la actual, lo ideal es “que la gente no venda y aguante, pero eso es tremendamente complicado, sobre todo para algunas cooperativas de Andalucía y Toledo que manejan 300 o 400 millones de aceite”.

Entre tanto, los agricultores están recibiendo precios que hace años no se veían. Una media de 35 céntimos por kilo si no menos, en función de los rendimientos, que este año están en torno al 18%. Y lo uno se ha sumado a lo otro.

Aguantar

Los almanzareros, entre tanto, aguantan, porque la del Bajo Aragón no ha sido este año una gran cosecha: unos cinco millones de kilos en toda la campaña, la mitad que el año pasado.

El almazarero Vicente Gaibar de Alcañiz consideró que solo se puede “esperar para ver si cambia la cosa”, mientras que Joaquín Riba, gerente de la Cooperativa de Calaceite, deseó que “ojalá esto no dure, pero cada día soy más pesimista, porque en España hay más producción de la estaba previsto y estamos hablando de que dentro de un mercado muy fluctuante se está produciendo una enorme especulación”. A su juicio, el precio del aceite “no bajará más, pero esperamos que suba mucho”.

No hay motivos, según UAGA

El secretario provincial de UAGA, David Andreu, consideró que “no hay motivos para que los precios estén tan bajos, con una producción mundial más reducida que la del año pasado”. Según Andreu, “el consumo no se ha resentido y es el normal, los enlaces de campaña han sido similares a los del año pasado, así que debe de haber especulación pura y dura porque no hay motivos para que el aceite esté en estos niveles. Llevamos muchos meses con el virgen extra a 2,50 y 2,80 euros, lo que representa un euro menos con respecto al año pasado”.

Por otra parte, el responsable de la organización agraria se lamentó de que los bajos rendimientos de la oliva están repercutiendo en el precio. “Se añade a la situación del mercado”.

Publicidad

ETIQUETAS
, , , ,

Compartir esta noticia