×
MENÚ

Terminan las obras de la nueva unidad de enfermos crónicos en el hospital Obispo Polanco

Fuente: Periódico Aragón
18 de enero de 2018|18:02
Tiempo de lectura: 3 minutos

Publicidad

Según informan desde Heraldo, con 16 camas, su puesta en servicio es «inmediata», según el Salud. El 1% de la población del área de Teruel –uno de los porcentajes más altos de Aragón– padece patologías asociadas.

Las obras de acondicionamiento de la nueva unidad para enfermos crónicos complejos en el hospital Obispo Polanco de Teruel han concluido. El servicio, que ocupa el ala derecha de la planta cuarta e integra 16 camas, una consulta y un hospital de día, se pondrá en marcha inmediatamente, según afirman fuentes del Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés.

La nueva unidad está llamada a mejorar la asistencia sanitaria de aquellos pacientes que sufren varias patologías asociadas y por las cuales se ven obligados a ingresar en el hospital una media de tres veces al año. En realidad, la esencia de este servicio es el acceso a un circuito de derivación directa desde Atención Primaria al hospital, sin pasar por la zona de Urgencias, donde a menudo a estos enfermos se les tienen que repetir una y otra vez las pruebas de diagnóstico sin que ello sea del todo necesario y se les ingresa en distintas plantas.

En el área de salud del Obispo Polanco, el número de pacientes crónicos complejos asciende a 642. Esta cifra constituye el 1% de la población y convierte a la mitad sur de la provincia de Teruel –zona de influencia del hospital de la capital turolense– en uno de los territorios aragoneses con mayor porcentaje poblacional de este tipo de enfermos.

En Zaragoza capital hay un 0,60% de pacientes crónicos, en Alcañiz son el 0,80%; en Calatayud (Zaragoza) ascienden a 0,90% y en Barbastro (Huesca) a 0,95%. No obstante, en el sector de Huesca capital, los enfermos con varias patologías asociadas suponen el 1,20% de la masa poblacional.

Con un alto nivel de envejecimiento de la población, la unidad de crónicos complejos tiene una especial importancia en la provincia de Teruel, ya que muchos de los casos responden a personas de avanzada de edad. Sin embargo, como explica el director de Asistencia Sanitaria de la DGA, Manuel García Encabo, también hay pacientes de mediana edad con el perfil necesario para poder utilizar el servicio.

La clave de la nueva prestación sanitaria es el «acceso permanente» del enfermo a su médico de Familia y a su enfermero, destaca García Encabo. Para ello, paciente y profesionales podrán comunicarse en todo momento por correo electrónico o sistema de whatsapp, de manera que ante cualquier problema o agravamiento de su patología, el enfermo pueda ser valorado por el personal sanitario y enviado, si fuera necesario, directamente a la unidad de crónicos complejos.

Según García Encabo, no está previsto un incremento de plantillas de médicos o enfermeros porque «el paciente ya está siendo visto en estos momentos y la carga de trabajo no debería ser superior a la que ya existe». Otra de las ventajas es que la documentación clínica de cada enfermo estará accesible «al instante» tanto para el personal de Atención Primaria como para los médicos internistas y enfermeros de planta del Obispo Polanco.

Para el director de Asistencia Sanitaria de la DGA, la nueva unidad evitará ingresos innecesarios, algo muy cómodo para personas residentes en localidades alejadas de la capital turolense.

Publicidad

ETIQUETAS
, , ,

Compartir esta noticia