17:54

martes, 21 de agosto de 2018

El campo valenciano pierde hasta 13 millones por las tormentas de primavera

A priori ya no habrá más tormentas con el aumento de las temperaturas.

PUBLICADO: lunes, 11 de junio de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

3

Compartir esta noticia

La organización agraria (AVA-ASAJA) ha informado en un comunicado de que a los dos episodios de pedrisco que se registraron a finales de mayo y que causaron pérdidas valoradas en unos diez millones de euros, se sumó la intensa granizada que descargó durante la tarde del 6 de junio en determinadas zonas de las comarcas de Camp de Túria, Camp de Morvedre y Horta Sud.

Las estimaciones de AVA-ASAJA apuntan que los daños ocasionados por este último siniestro, que afectó a unas 3.000 hectáreas de cultivos valencianos, se situarán en torno a los tres millones de euros.

Concretamente, la comarca más perjudicada por la última granizada ha sido Camp de Túria, con unas pérdidas de 1,3 millones de euros y un total de 1.300 hectáreas afectadas, especialmente en los municipios valencianos de la Pobla de Vallbona, Llíria, Benaguasil y Benisanó.

Cítricos y hortalizas como sandías, cebollas, calabazas o patatas son los cultivos que más dañados han resultado, con niveles de afección muy variables que en algunas explotaciones llegan al 50 por ciento de la cosecha.

Asimismo, el temporal de la tarde del 6 de junio también tuvo una incidencia negativa en las comarcas de l’Horta Sud y Camp de Morvedre, en las que las pérdidas se elevan a unos 800.000 y 900.000 euros respectivamente.

Los cítricos y los caquis de localidades valencianas como Picassent, Torrent, Massanassa, Catarroja, Alcàsser y Benifairó de les Valls son los que han padecido la inestabilidad atmosférica, con grados de afección que oscilan entre el 20 y el 60 por ciento de las cosechas.

Por otra parte, como consecuencia de las anteriores tormentas, están comenzando a aparecer “ciertos problemas de marchitez fisiológica” en algunas parcelas de viñedo de la comarca de Utiel-Requena, un fenómeno “motivado por las oscilaciones bruscas de temperatura”.

Desde AVA-Asaja han trasladado que también hay preocupación en el sector arrocero a causa de la gran cantidad de agua acumulada durante las últimas semanas, una circunstancia que podría haber provocado el arrastre y el desplazamiento de algunas plantas.

No obstante, han destacado que estas últimas lluvias están teniendo efectos “sumamente beneficiosos para la agricultura valenciana en su conjunto” y de manera muy especial para los cítricos y los cultivos de interior, como el almendro viña y olivar.

ETIQUETADO COMO: , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. La producción industrial en Aragón aumenta un 0,8% en mayo
  2. Las fiestas de Alcañiz cambian de fecha y se celebrarán del 7 al 12 de septiembre
  3. Acuerdo por unanimidad para la subida salarial del profesorado asociado de la UV
  4. El plan de vigilancia del mosquito tigre continúa este año con trampas en 20 municipios

Los comentarios están cerrados.