13:21

martes, 23 de octubre de 2018

“Es un robo pagar 95 euros por acompañarme de la residencia al hospital”

Un usuario de un geriátrico público denuncia que la gestora le obligó a contar con un acompañante de pago para ir a una intervención quirúrgica.

ARCHIVADO EN:

PUBLICADO: domingo, 29 de julio de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

4

Fuente: Levante

Compartir esta noticia

Se llama Juan Valero. Tiene a sus espaldas 78 veranos y desde 2007 es usuario de la residencia de personas mayores y dependientes de Manises. La instalación, ubicada en la calle Buñol, es de gestión integral: el edificio es público pero administrada mediante concesión por una empresa privada. Su capacidad es un centenar de personas en régimen interno y 25 para el centro de día. La concesionaria inició su andadura hace pocos meses, informan desde Levante-EMV.

El pasado cuatro de julio, Juan tenía programada una intervención de cataratas en su ojo izquierdo. Previamente, la doctora encargada de la residencia manisera le comentó que “sería conveniente que alguien te acompañara hasta el hospital”, relata el hombre a este diario. Juan explica que planteó a la médica que su compañero de habitación Jesús se había prestado a desplazarse con él hasta el Hospital de Manises, pero “ella se negó. Me dijo que tenía que ser alguien de la empresa, no podía ser otro compañero”, asegura. En este sentido, preguntó cuál sería el coste del citado acompañamiento. “No me lo dijeron. Me dijeron que intentarían que estuviera el acompañante el mínimo tiempo para que pagara lo mínimo, aunque no lo podían asegurar ya que eso iría en función de las horas”.

Llegó el día de la operación y una ambulancia esperaba a Juan en la puerta de la residencia. Pero allí no había ningún acompañante. Subió y llegó al hospital. “Al poco tiempo vino un joven y me dijo que era mi acompañante durante mi estancia en el hospital”, cuenta. Según recuerda, no estuvo en el centro hospitalario manisero más de cuatro horas. Cuando ya pudo marcharse, tuvieron que coger un taxi, al coincidir su intervención con la huelga de ambulancia. Juan y el acompañante subieron al coche y una vez dentro de la residencia, el chico se marchó.

Un par de semanas después una joven se presentó en el geriátrico, preguntó por Juan Valero y le entregó el recibo por el servicio de acompañamiento: 95,02 euros. El albarán es de una empresa diferente a la que gestiona la residencia. “Me parece un abuso, un robo que me cobren ese dineral por acompañarme unas horas”, lamenta el septuagenario. Juan percibe una pensión de apenas 395 euros y paga por estar interno en la residencia alrededor de 150. El hombre asegura que no se niega a efectuar un pago si es obligatorio el acompañamiento, “pero de unos 30 euros, no de casi 100”, denuncia. Así, recuerda que durante la gestión de la anterior concesionaria, “ellos se encargaban de llamar siempre a la misma mujer y pagábamos 20 euros, sin límite de tiempo”.Y no solo eso. “Cuando me operaron de apendicitis hace años, me acompañó un chica de la empresa y no me cobraron nada. Esto es un abuso”, insiste.

Juan ya advierte que dentro de unas semanas deberá volver al hospital para que le operen el ojo derecho y no piensa pagar. “No suelto un duro. O me acompaña un conocido o voy solo, pero no vuelvo a pagar”, alerta.

Por su parte, Jesús Trijillo, su compañero de habitación, asegura que “se me parte el corazón viendo que a personas mayores con una pensión baja se les cobre ese dineral. No hay derecho y eso no se debe consentir”.

Inspecciones de oficio

Por su parte, fuentes de la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas indican que la empresa que ganó la concesión incluía el acompañamiento gratuito a los residentes para visitas médicas programadas, por lo que claramente “está incumpliendo el contrato”. En este sentido, ahondaron en que ofrecer ese servicio era uno de los requisitos por los que la gestora obtuvo puntos en el concurso. Desde el departamento autonómico, apuntan que están “realizando inspecciones de oficio” de manera continúa, “incluso se han aumentado”defienden.

Cabe recordar, que el nuevo modelo de residencias aprobado por la Generalitat incluía en los contratos con empresas privadas, entre otros requisitos, servicios gratuitos para los usuarios como peluquería o el acompañamiento. En este sentido, la contraprestación por acompañante podía rondar anteriormente entre 20 y 90 euros.

Ha sido un error

Fuentes de la empresa concesionaria han explicado a este diario que se trata de “un error”, ya que la subcontrata que realiza los acompañamientos “ha pasado la factura al usuario y no a nostros, como es preceptivo”. En ese sentido, han indicado que se pedirán disculpas a Juan y se le reintegrará el dinero pagado.

ETIQUETADO COMO: , , , , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. Un joven recibe una cuchillada en el cuello al defender a una amiga en Valencia
  2. Proyecto Gato Teruel organiza una jornada de adopción felina este sábado
  3. Las trabajadoras valencianas cobran un 34% menos que los hombres
  4. Un terremoto de 4,3 sacude Alicante

Los comentarios están cerrados.