×
MENÚ

Nuevo brote de la plaga que destroza almendros y olivos en la Comunidad Valenciana

Dado que la erradicación y el control de la propagación de esta bacteria hacia otras zonas tan solo es posible por medio de la intervención de la Administración, corresponde adoptar las medidas fitosanitarias que se establecen en la Decisión de ejecución (UE) 2015/789 de la Comisión y sus modificaciones.

19 de febrero de 2018|17:14
Tiempo de lectura: 3 minutos
Publicidad de PedroPeralta.es

Publicidad

La conselleria de Agricultura ha detectado un sexto brote de la plaga «Xylella fastidiosa»en el territorio de la Comunidad Valenciana. En concreto, la plaga confirmada por la administración autonómica afecta a cuatro municipios de El Comptat (Balones, Benimassot, Fageca y Quatretondeta), una comarca donde ha había sido detectado la presencia de esta bacteria que afecta a cultivos leñosos y su primer brote fue detectado en Guadalest, en una explotación de almendros, en junio de 2017. Entre otras localidades, también se ha detectado la enfermedad vegetal en Calp.

La «Xylella fastidiosa» es una bacteria negativa (ha destrozado la producción del olivar en Mallorca, así como en gran parte de Italia), que se hospeda en el xilema de las plantas y es la responsable de varias enfermedades con efectos económicamente muy graves: enfermedad de Pierce en la viña, clorosis variegada de los cítricos, decaimiento rápido del olivo, marchitamiento de numerosas especies leñosas y herbáceas, así como informan desde Levante.es

Se han descrito más de 360 huéspedes en la bibliografía, muchos de los cuales no presentan síntomas de la enfermedad, y por tanto dificultan su detección. Su transmisión es por insectos vectores, todos ellos hemípteros que se alimentan del xilema de las plantas. En la Comunitat Valenciana, afrofóridos (p.e. Philaenus spp) y cercópidos (Cercopis sp) son las familias con vectores potenciales de esta enfermedad. Los vectores actúan como transmisores de la enfermedad, pero a corta distancia. La principal vía de propagación de la bacteria es el comercio de plantas infectadas.

El último brote destactado fue en diciembre de 2017. La Directiva 2000/29/CE del Consejo, de 8 de mayo de 2000, relativa a las medidas de protección contra la introducción en la Comunidad de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales y contra la propagación en el interior de la Comunidad, se incorporó al ordenamiento jurídico nacional mediante el Real decreto 58/2005, de 21 de enero, por el cual se adoptan medidas de protección contra la introducción y la difusión en el territorio nacional y de la Comunidad Europea de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales, y para la exportación y el tráfico hacia países terceros. La Generalitat ha previsto ayudas para indeminizar a los agricultores que arranquen plantas.

En 47 parcelas de cultivos

El Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) ha confirmado el diagnóstico inicial realizado por el laboratorio de bacteriología de la Conselleria de Agricultura sobre determinadas muestras de almendro procedentes de 47 parcelas de los términos municipales de Alcalalí, Altea, Balones, Benigembla, Benimassot, Benissa, Calp, Facheca, Gata de Gorgos, Llíber, Parcent, Quatretondeta, Senija, Tàrbena, La Vall d´Alcalà y Xaló. Las parcelas abandonadas con material vegetal de especies hospedantes pueden constituir un riesgo fitosanitario para las plantaciones vecinas relacionado con el control de Xylella fastidiosa (Wells et al.), y/o de sus insectos vectores; de ahí que sea necesario adoptar medidas específicas obligatorias de arranque y destrucción in situ.

Dado que la erradicación y el control de la propagación de esta bacteria hacia otras zonas tan solo es posible por medio de la intervención de la Administración, corresponde adoptar las medidas fitosanitarias que se establecen en la Decisión de ejecución (UE) 2015/789 de la Comisión y sus modificaciones.

Publicidad de PedroPeralta.es

Publicidad

ETIQUETAS
, , , , , , ,

Compartir esta noticia