07:30

martes, 23 de octubre de 2018

Un niño fallece al clavarse los cristales de una puerta en su casa de Valencia

Trágica noticia.

ARCHIVADO EN:

PUBLICADO: lunes, 24 de septiembre de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

3

Compartir esta noticia

Un niño de once años falleció ayer tarde en València tras resultar herido de extrema gravedad con el cristal de una puerta de su casa que se rompió accidentalmente cuando jugaba con su hermano, de diez años, y que también sufrió lesiones aunque de carácter leve, indican desde Levante-EMV.

El suceso ocurrió pasadas las tres de la tarde en el domicilio familiar, en la calle Bernia, en el valenciano barrio d’En Corts, en un momento en que los padres se habían ausentado unos minutos para recoger la comida que habían encargado en un establecimiento próximo.

La madre estaba en la calle, aparcando el vehículo familiar, y el padre había ido mientras a recoger la comida que habían encargado para las tres de la tarde.

Los dos hermanos, de diez y once años, se habían quedado solos en casa y, mientras jugaban a perseguirse, tropezaron accidentalmente contra una puerta de cristal, que se hizo añicos con el golpe, según la primera versión que ha contado el menor de los dos.

Parte de los vidrios hirieron en el brazo al pequeño, pero el mayor fue quien salió bastante peor parado, ya que uno de los pedazos se le clavó en el estómago y, posiblemente, seccionó al menos un vaso sanguíneo de gran tamaño.

Al ver la fortísima hemorragia, el pequeño salió corriendo a la calle en busca de su padre, que fue quien finalmente pidió ayuda al 112 tras encontrarse al mayor, desvanecido y muy pálido, en el suelo del domicilio. La primera patrulla en llegar, dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía, taponaron la herida en un intento por detener la hemorragia y le realizaron las primeras maniobras de reanimación cardiopulmonar, ya que el niño había entrado ya en parada cardiorrespiratoria.

Instantes después llegó el primer equipo del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) que, tras más de 50 minutos de intensas maniobras de reanimación, logró estabilizar al menor. Una vez colocada la respiración artificial y los monitores para garantizar sus constantes vitales, los bomberos tuvieron que extraer la camilla a través de un balcón de la vivienda, ya que el aparataje sanitario hacía imposible bajar al niño por el ascensor.

El pequeño fue evacuado sobre las 16:45 al Hospital La Fe de València, donde ya esperaba un equipo quirúrgico para intervenirle de urgencia. Sin embargo, minutos después de su ingreso, el niño falleció, sin que los médicos pudieran hacer nada por volver a reanimarle.

Mientras, el hermano menor, de diez años, había sido trasladado, en compañía de la madre, a ese mismo centro hospitalario, donde permanece después de que le curasen las heridas sufridas en el brazo.

Una vez finalizada la labor de los equipos sanitarios y la de los bomberos, agentes de la Policía Científica iniciaron una minuciosa inspección ocular de la vivienda, para comprobar sus condiciones de habitabilidad y averiguar cómo se había producido la rotura del cristal. Mientras, agentes de la brigada de Policia Judicial de la Policía Nacional se entrevistaron con los vecinos para corroborar todos los detalles, así como con el niño de diez años y con sus padres.

ETIQUETADO COMO: , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. El 92 % de los alcaldes y alcaldesas cree que la Diputación reparte las ayudas con objetividad frente al 43 % de 2015
  2. Aragón multiplica por cinco el tráfico de mercancías con el Puerto Valencia tras la mejora del ferrocarril por Teruel
  3. Un colegio de Silla niega la entrada a un niño de 5 años con autismo
  4. El campo valenciano pierde hasta 13 millones por las tormentas de primavera

Los comentarios están cerrados.