18:34

martes, 25 de septiembre de 2018

Una empresa valenciana desplegará 200 motos de alquiler con tarifa plana

La startup Molo abre un registro inicial de mil personas con la idea de empezar a funcionar el 17 de septiembre.

ARCHIVADO EN:

PUBLICADO: miércoles, 5 de septiembre de 2018

NÚMERO DE COMENTARIOS: 0

5

Compartir esta noticia

Las primeras motos eléctricas compartidas a través de un servicio de suscripción desembarcarán pronto en la ciudad de València. La startup valenciana Molo ha desarrollado esta iniciativa, la primera a nivel europeo, que pretende generar un cambio en la movilidad urbana sostenible de la capital del Turia y que iniciará su actividad a partir del próximo 17 de septiembre con una flota de 200 motos eléctricas, aunque esperan tener 600 de estos vehículos a finales de este año. Del mismo modo, desde hoy, será el momento en que alrededor de 1.000 usuarios podrán comenzar a hacer el prerregistro en la aplicación, siendo los primeros que podrán acceder a este servicio que irá aumentando sus usuarios y motos paulatinamente en los próximos meses, informan desde Levante-EMV.

Como explicó ayer el director de Estrategia de Molo, Tono Brusola, el objetivo es “satisfacer las necesidades de transporte” de los usuarios y que estos, a su vez, se “olviden de los problemas” que pueden derivarse de tener una moto, como podrían ser el pago del seguro, los impuestos, la gasolina o las averías. Además, los responsables de la aplicación pretenden cambiar el paradigma de utilización entre la ciudadanía, ya que “para que quieres tener una moto propia si tienes acceso a varias motos casi como si fueran propias”, destacó Brusola.

Asimismo, para acceder a estos vehículos, Molo ha establecido un modelo basado en la suscripción similar al utilizado por la plataforma de entretenimiento Netflix. Para el CEO de Molo, José Manuel Donate, se quiere “dar valor a un servicio que pretender resolver los problemas de movilidad de los ciudadanos a la vez que posibilitar el uso de vehículos como si fuera propio, ayudando a reducir las motos en circulación para «que la ciudad sea más habitable”.

Para utilizar este servicio, los usuarios tendrán que descargarse la aplicación y pagar una tarifa inicial de 9,90 euros al mes que incluye tanto la utilización ilimitada del servicio como el seguro. “Tú pagas una cuota mensual a cambio de utilizar las motos cuando y donde quieras”, recalcó Brusola. Además, los únicos requisitos que se establecen para usar este servicio son ser mayor de edad, tener permiso de conducir, así como facilitar el DNI para el registro.

Un plan en crecimiento

El desembarco de estas motos que podrán circular las 24 horas del día comenzará este mes, aunque el proyecto no acaba aquí. Como indicó el CEO de la compañía valenciana, el plan de negocio “es bastante ambicioso”. Según las previsiones de Molo, este año el objetivo es que 600 motos eléctricas ya circulen por la ciudad, una cifra que aumentaría, según la previsión, hasta 6.000 en 2019 y hasta 10.000 en 2020.

Sin embargo, todos estos vehículos no se establecerán únicamente en la ciudad de València, ya que el cap i casal es solo el punto de partida para una expansión futura “a toda la Península Ibérica”. “No queremos expandirnos solo en las grandes ciudades, sino hacerlo en forma de mancha de aceite” con el fin de que el acceso sea “completo”, expresó Donate. Para ello, hasta el día de hoy, la inversión realizada ha sido de 3,5 millones de euros, aunque a esto se sumara una ampliación de capital abierta de cinco millones de euros esta año, así como llegar a los 25 millones en 2019 para mejorar la cantidad de motos eléctricas en la flota.

Un vehículo potente

Las nuevas motos que circularán por València son del modelo S02 de Silence, una empresa a la cual Molo comprará 4.000 unidades en los próximos tres años para su instalación en los diferentes lugares a los que llegue. Estas motos eléctricas serán de 125 cc y vendrán equipadas con doble asiento y un baúl con capacidad para dos cascos. Asimismo, estos vehículos tendrán una autonomía de 100 kilómetros de uso por la ciudad y alcanzará una velocidad máxima de entre 75 y 80 km/h gracias a la batería extraíble de litio de 6 KWh.

La cantidad de energía que quede en la moto también será posible consultarla a través de la aplicación, siendo el 10 % de la misma el límite para proceder a su carga. “Queremos que el conductor se sienta protegido con estas motos”, destacó el CTO y fundador de la compañía, Paco Navarrés, quién insistió además en que portarán una caja negra que registrará “los 30 segundos antes y después” en caso de que suceda, por ejemplo, un accidente.

Por otro lado, y aunque de momento se quiere crecer poco a poco con las motos, la compañía quiere convertirse en un multiservicio que ofrezca diferentes transportes. Como recalcaron los responsables, a finales de año pretenden cerrar acuerdos para que se puedan incorporar bicicletas, un paso al que seguirán, cuando se solucionen las dificultades que experimentan todavía hoy, los coches, todo ello con la idea de utilizar la energía eléctrica.

ETIQUETADO COMO: , , , , ,

Compartir esta noticia

Puede que también te interese

  1. La Holi Life calienta motores para recibir a miles de participantes mañana en Valencia
  2. El 93 % de los municipios valencianos se ha acogido al plan de empleo para mayores de 55 años de la Diputación
  3. 47 “cruces de mayo” elaboradas con flores adornarán desde hoy las calles de Valencia
  4. El Hospital Clínico inicia obras de mejora en el bloque quirúrgico

Los comentarios están cerrados.